Wilster, con problemas económicos, pacta un nuevo compromiso de pago a jugadores

La dirigencia se reunion durante al menos tres horas para analizar la situacion

Cochabamba.- Wilstermann intenta tranquilizar las aguas, para que el plantel pueda concentrarse sólo en el objetivo de lograr una clasificación a un torneo internacional para la temporada 2022.

Era un hecho que este lunes sería agitado, motivo por el que la dirigencia convocó a los jugadores a una reunión. Nuevamente hubo un compromiso de pago y tras una charla de casi tres horas el plantel llegó al complejo de la laguna Alalay y trabajó bajo el mando de Sergio Migliaccio.

“Llegamos a un acuerdo con el presidente, con los jugadores, por eso estamos llegando para entrenar y que de ahora en adelante se hable de fútbol, de lo que se viene, que para nosotros es muy importante”, aseguró Cristian Chávez, capitán del plantel de Wilstermann.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es img_615c56454ffb7.jpg
Grover Vargas, presidente del club Jorge Wilstemann de Cochabamba.

El reinicio de las prácticas de Wilstermann estaba en duda, debido a que parte del plantel de jugadores sostenía que si el club no cumplía con el compromiso de completar el sueldo de mayo a todo el equipo, entonces podrían asumir medidas de presión.
Incluso la práctica de ayer fue trasladada a horas de la tarde, precisamente para dar mayor tiempo a la dirigencia para cumplir con el pago.

Ninguno de los jugadores quiso entrar en detalle sobre el acuerdo al que se llegó para dar calmar las aguas.
“Estamos conformes con el acuerdo y por eso tomamos la decisión de venir a entrenar y poner el foco en Always y en lo más importante que es clasificar a una Copa internacional”, recalcó Chávez.

El que si explicó algo de los acuerdos arribados con la dirigencia fue Cayo Salinas, director jurídico de Wilstermann.
“Se harán unos pagos parciales esta semana, en 15 días otros, poco a poco iremos regularizando lo que más se pueda, de manera que también estén tranquilos”, aseguró Salinas tras la reunión.

La reunión que sostuvieron entre dirigencia y jugadores sirvió de mucho, más allá de que la dirigencia aún no puede hacer el pago de los sueldos adeudados, se limaron asperezas y tal vez se aclararon malos entendidos, para volver a la tranquilidad en el plantel.

“Estuvimos casi tres horas hablando y a veces el diálogo nos hace bien y más fuertes, porque dejamos todo en claro. Esperemos que ya no se hable más de esto y que se hable solo de fútbol”, dijo Chávez.

El plantel ahora quiere concentrarse en los objetivos a corto y mediano plazo.
“Somos un equipo grande, que tenemos que estar peleando ahí arriba, peleando por una Copa Sudamericana o una Copa Libertadores, de acá a diciembre. Los jugadores estamos haciendo un esfuerzo importante, venimos a entrenar”, dijo Chávez.
El equipo se volcó a entrenar pensando en el objetivo a corto plazo, vencer a Always Ready.

“Necesitamos ganar para meternos ahí arriba, porque además nunca ganamos en El Alto. Nos vamos a poner a trabajar estas dos semanas para poder ir allá y ganar”, dijo Chávez, a tiempo de indicar que “si o si deben lograr una copa internacional, porque si no será un fracaso, ese el compromiso”. Fuente: paginasiete.bo y Los Tiempos