Una mujer muere cada 72 horas en manos de su pareja en Bolivia

104 feminicidios, alta impunidad en los casos de violencia de genero, desempleo, informalidad y una brecha en relación a los derechos del hombre, marcaron el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Pese a los recurrentes casos de feminicidios, golpes, violacionas y penurias que atraviesa la poblacion femenina, la impunidad y las diferencias de trato por genero persisten y marcan una gran brecha en Bolivia sobre la cual se debe trabajar.

Los indicadores reportados suman 104 femicidios registrados en 11 meses de este año. «No podemos seguir viviendo en una sociedad donde exista una mujer muerta cada 72 horas», dijo ayer el ministro de Gobierno, Eduardo del Castilloal lanzar la campaña «Vivir sin violencia es mejor» que involucrará a 40.000 efectivos de todas las unidades de la Policía.

La directora de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida e Integridad Personal, Nuria Gonzales, informó que en 2019, al 25 de noviembre, se regiatraron en el pais 105 feminicidios; actualmente ya se cuentan 104.

Impunidad

Sólo el 22% de feminicidios de los 104 registrados en el pais en 2020 fueron resueltos y llegaron a una sentencia condenatoria. En el 72% de casos restantes, los agresores se hallan libres, estan buscados por la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) o cumplen simple detención preventiva.

Ante esta coyuntura, el Gobierno respondió ayer aprobando dos decretos; el primero pretende perfeccionar la Ley 348 para instaurar una vida libre de toda violencia, y el segundo, que promete reducir la brecha salarial entre sexos.

Denuncias digitales

Los casos de violencia se incementaron durante los meses de pandemia y la POlicia instauro lineas de whatssapp para que las victimas denincien con ayuda de los avances digitales. Sin embargo, los indicadores de efectividad alcanzan a establecer que solo el 43,3% de pedidos de auxilio tuvo respuesta, y en ningún departamento del país existió acción inmediata.

La investigación halló otras limitaciones en el servicio que prestó la FELCV durante el periodo de cuarentena, como el hecho de que, para un universo de al menos 3.500 investigadores en todo el país, esta unidad policial cuenta solo con 189 equipos de computación, de los cuales solo 69 tenían acceso a internet pagado por el Estado.

“Cuando vamos a denunciar, la Policía no nos hace caso”, reclamó una comerciante, a tiempo de recibir un folleto de prevención del Ministro.

Por otro lado, familiares y víctimas de violencia, mediante marchas y actividades, pidieron a las autoridades modificar la ley 1173, ya que, sobre todo durante la época de cuarentena, los agresores, amparados en esta ley, lograron salir en libertad, algunos pese a contar con sentencia.

Las víctimas piden a la Fiscalía activar el “procedimiento inmediato”, que permite ejecutar la condena a los feminicidas en tres meses.

Otras formas de violencia

El 70 % de las mujeres que trabajan en el país está en el mercado informal y en condiciones de alta vulnerabilidad, informó ayer la directora de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo.

«Nos referimos a la necesidad de impulsar estrategias económicas que beneficien a las iniciativas de mujeres, como emprendimientos económicos. Sabemos que el 70% de las mujeres, además, están en el mercado informal, lo que las pone en nivel de alta vulnerabilidad», puntualizó.

En criterio de Novillo, se debe evitar que las mujeres se conviertan en un «amortiguador de la crisis económica», con un alto costo para las familias ante la necesidad de generar su independencia financiera.

La ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer consideró necesario impulsar una agenda política para garantizar la presencia de las mujeres en el mercado laboral, en condiciones adecuadas. 

«Desde el Estado, hay que trabajar con servicios de protección para sus hijos, para las personas de la tercera edad, porque son las mujeres -en la mayor parte de los casos- las deben hacerse cargo y facilitar la generación de ingresos para su familia», apuntó Novillo.

Números gratuitos para denuncias

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) cuenta con líneas gratuitas habilitadas

DEPARTAMENTONUMERO DE TELEFONO
Cochabamba800-14-0195
800- 14-0195
Santa Cruz800-14-0225
La Paz800-10-1545

“Bolivia está bastante mal, 75% de mujeres sufrió alguna vez violencia”, dice representante de ONU

Nydia Pesántez, representante de ONU Mujeres en Bolivia

“Bolivia está bastante mal (…) el 75 % de las mujeres, según una encuesta de prevalencia de violencia en Bolivia, ha sufrido alguna vez violencia en su vida”. Así la representante de ONU Mujeres en Bolivia, Nydia Pesántez, lamentó la situación que atraviesa el país, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

“Tenemos que hacer un trabajo conjunto para que este cambie”, instó Pesántez en entrevista con el programa La Mañana en Directo de la Red ERBOL.  

En ese marco reflexionó que “hay que tomarlo en serio el tema”, puesto que si las mujeres avanzan, avanza toda la sociedad.

“Es indispensable que las sociedades avancen hacia una convivencia pacífica entre mujeres y hombres”, exhortó.

En ese contexto, cuestionó que si tenemos sociedades violentas, también tendremos familias violentas. 

Explicó que la familia es como la célula de la sociedad y que, debido a la violencia que la afecta, la sociedad también pasa a estar enferma. Ilustró que es como si hubiese 70 por ciento de células que tienen que sanar.

En el marco de la emergencia sanitaria y el confinamiento, también fue enfática al advertir que la situación e la violencia se agrava como un doble flagelo: la pandemia del coronavirus y la pandemia de la violencia.

Además recordó que cuando el compañero hombre está en casa la probabilidad de violencia se incrementa en un 28%. 

Considera que es totalmente perverso que haya violencia de los hombres contra las mujeres porque está ejerciendo fuerza sobre alguien que no puede defenderse en algunos casos.

“No es una lucha entre mujeres y hombres, tenemos que cambiar nuestra forma de entender a mujeres y hombres”, alentó.