Santa Cruz estrena el Hospital Dockweiler, el mas moderno y tecnológico del país

costó más de $us 50 millones; tiene un moderno software israelí que analiza comparativamente las imágenes de rayos X (entre otros estudios) para ayudar a que los diagnósticos sean precisos

Santa Cruz.- La tecnología y calidad en la atención de la salud son los pilares de la identidad del Hospital Universitario Martín Dockweiler, de tercer nivel, gestado por el empresario Martin Dockweiler con el objetivo de contribuir a la «transformación de la salud en Bolivia».

Fue inaugurado oficialmente la noche del lunes 19 de abril con una infraestructura, en la que se invirtió más de 50 millones de dolares.

Cuenta con 11 quirófanos, 300 suites de internación, 45 camas de terapia intensiva y neonatal y 11 quirófanos. También dispone de 16 ambulancias equipadas, 10 buses que serán consultorios móviles y un laboratorio que puede procesar hasta 250 pruebas por hora.

El hospital aplica un moderno software israelí que analiza las imágenes tomadas de rayos X, ecografías, resonancias magnéticas, que luego las compara con millones de imágenes de casos reales que ayudan a que el diagnóstico del médico sea preciso.

De igual manera, se podrá realizar telemedicina y las historias clínicas de los pacientes serán digitalizadas.

Además, el centro está vinculado con la formación de las nuevas generaciones de médicos de la Universidad de Aquino de Bolivia (Udabol), de la que Dockweiler también es propietario. Para ello, se instalaron cámaras en 360 grados en los quirófanos para que los estudiantes puedan ver la intervención, sin la necesidad de estar presentes.

Hospital digital

Alcanzaremos niveles de calidad jamás antes logradas en el país, señaló Martín Dockweiler, presidente de la Fundación Udabol, durante el acto virtual de inauguración del centro.

Bolivia tiene un déficit de 4.000 camas y existen muy pocos centros privados, el más grande en la actualidad «llega a tener 60 camas», dijo Martín Dockweiler,

Lo que motivó a Dockweiler a construir el hospital fueron los viajes que realizó a través del mundo, en los que vio la calidad de los servicios de salud que se brindan, los cuales son muy distintos a los que se ofrecen en el territorio nacional.

El moderno edificio se constituye en el primer y más grande hospital digital universitario de Bolivia, mediante la utilización de tecnología de realidad virtual, robótica, inteligencia artificial, impresión 3D y Big data.

Joaquín Monasterio, director del centro, explicó que en el lugar se atenderán todas las demandas en cuanto a especialidades y equipamiento moderno se refiere.

El hospital además dispondrá de una sala específica de Covid para atender a todos los pacientes que estén en situación leve, moderada o grave, incluyendo terapias intensivas, según Monasterio.

Apuesta por la investigación y democratización de la salud

«Este hospital no se ha hecho para los ricos», sentenció Dockweiler para explicar que la «democratización» de la salud implica lograr diagnósticos tempranos y más efectivos, aplicar la medicina preventiva, la telemedicina y brindar una atención oportuna.

El Hospital Universitario Martín Dockweiler realizó convenios con la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA, por sus siglas en inglés) para que haya un intercambio de estudiantes y profesionales, con el fin de que se capaciten en nuevas tecnologías.

El centro también tiene convenios con expertos alemanes para que colaboren con la capacitación del personal, que ya ha comenzado a realizarse de forma virtual, por la pandemia del Covid-19.

  • El hospital cuenta con:
  • Un laboratorio robotizado capaz de tomar 250 muestras por hora,
  • Uso de «Big Data» o inteligencia de datos
  • Telemedicina
  • Equipos digitales y realidad aumentada son parte de la propuesta del moderno hospital
  • El nuevo hospital cuenta con 450 camas para internación, terapia intensiva, terapia media, recuperación, neonatal.
  • Cuenta con once quirófanos con cámaras para filmar las intervenciones quirúrgicas, previa autorización del paciente, para que los estudiantes de Medicina puedan ver de cerca y en detalle estos procedimientos.
  • Tiene una flota de 30 vehículos, entre ambulancias y consultorios dentales móviles
  • Aplicación de telemedicina, realidad virtual, realidad aumentada, impresiones en 3D e inteligencia artificial.
  • También cuenta con tomágrafos, rayos x, ecógrafos y mamógrafos, entre otras máquinas de última generación.
  • La iniciativa genera mil empleos directos, entre el personal sanitario, de limpieza, seguridad, asistentes y chóferes.

Apuntes

  • Con esta iniciativa privada Dockweiler busca revolucionar el sistema sanitario boliviano, que actualmente ocupa el penúltimo lugar en la región tras Haití, según el empresario.
  • «No hay una sola habitación que comparta una cama con otro paciente porque eso es del siglo pasado, eso hace que el paciente se recupere mucho más tardíamente e inclusive que pueda contagiarse alguna enfermedad», remarcó.
  • Según el empresario, en el mundo hay más de 200 especialidades médicas, mientras que en Bolivia existen solamente 40. «Esto implica que un traumatólogo puede ver pies, rodillas, cadera, columna», es decir que son «todólogos».
  • Para especializar a los profesionales, el hospital tiene convenios de capacitación con la cooperación japonesa y el Gobierno alemán.

Herramientas

Mediante el uso de la inteligencia de datos, los médicos no requerirán pedir el expediente de los pacientes o los resultados de los análisis que les hagan, pues una vez procesados les llegarán «directamente a sus oficinas» o incluso a sus teléfonos móviles.

«Esto hace que se pueda tener un diagnóstico más rápido», destacó Dockweiler y mencionó otro convenio con la compañía israelí Zebra para usar su tecnología con este fin.

Las comodidades que ofrece el hospital no buscan meramente «cobrar» por la atención, sino sobre todo «humanizar la salud», aseguró. Además de remarcar que al ofrecer tarifas más baratas, el centro también prevé realizar una cirugía gratuita a diario y tener una aseguradora económica para que «la gente que no tiene muchos recursos pueda acceder a esta medicina del primer mundo».

También dará atención odontológica gratuita a los orfanatos y hogares de ancianos.