Salud prevé “el pico más alto” del rebrote en febrero y pide distancia social por Navidad

Brújula Digital |22|12|20| El Gobierno previó este martes para febrero “el pico más alto” del rebrote de coronavirus en el país, pidió a la población boliviana que las reuniones por fiestas de fin de años no superen las 10 personas y exigió que no se den las manos, besos ni abrazos para contener la enfermedad.

“Nosotros pensamos que la posibilidad que este proceso de recrudecimiento de coronavirus pueda estar en su pico más alto en febrero, ya lo estamos percibiendo, pero lo más probable es que en febrero tengamos el pico más alto, cuando se producen las fiestas carnavaleras”, afirmó el ministro de Salud, Édgar Pozo, y advirtió que “seremos estrictos, si hay posibilidades de una contingencia descontrolada, tomaremos determinaciones drásticas”.

Recordó que son tres los elementos de protección que la población no debe descuidar: el uso del barbijo, de forma adecuada, no es aconsejable que sea utilizado de manera parcial, debe cubrir la nariz y la boca; el lavado de manos, no solo tres veces al día, 10 o 20 veces con agua y jabón o alcohol; y el tercero es el distanciamiento de al menos un metro y medio.

Afirmó que hay un aumento de contagios en Santa Cruz, La Paz, Tarija y Cochabamba, con el temor de que también está centrado en pacientes asintomáticos, que pueden estar esparciendo el virus sin saberlo.  Reiteró que la población debe acudir a centros médicos al menor síntoma que presente.

No bezos ni abrazos

Pozo exigió a la población no dar la mano, besos y abrazos en reuniones familiares por Navidad y Año Nuevo. “Evitar de todas maneras darse la mano, como era la costumbre antes, y darse el abrazo y el beso, eso no es aconsejable, eso no es lo mejor, pueden provocar contagios”, dijo.

Afirmó que las reuniones familiares de la Nochebuena están permitidas, con cantidad no mayor a ocho a 10 personas, pero además evitando contactos que provoquen contagios.  Para los niveles de gobierno departamental y municipal, Pozo recomendó que no se efectúen reuniones de fin de año con aglomeración exagerada y bajo techo, puesto que puede influir en el aumento de casos de coronavirus.

Con relación al carnaval, Pozo dijo que se analizan medidas para el efecto. “Coincidentemente en esos días es que se producen las fiestas carnavaleras, en ese marco seremos estrictos (sobre) las posibilidades de una contingencia absolutamente descontrolada de este elemento nocivo, tomaremos determinaciones drásticas si es que el devenir de la enfermedad nos lo demuestra”, añadió.

Cuidado individual, clave

Por otra parte, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, Ramio Narváez, señaló este martes que la segunda ola de Covid-19 en el país dependerá del comportamiento de la población respecto a los aforos que realicen en lugares abiertos.

“Los lugares de concentración de gente son los que tenemos que cuidar mucho. Hay que hacer desinfecciones de alto nivel. Esa medida se ha iniciado con la Alcaldía en mercados y centros comerciales, ferias, entidades bancarias y lugares cerrados”, dijo en una entrevista en Unitel.

Narváez afirmó que si la tendencia de alza de casos de coronavirus continúa, Bolivia habrá entrado probablemente en la segunda ola de la pandemia.

“Aún vamos a esperar la semana epidemiológica 52 y vamos a ver el comportamiento de la población. Si continúa esta tendencia de crecimiento, probablemente estemos en una segunda ola (de contagios de coronavirus)”, dijo el director del Sedes.

La autoridad en salud anunció que el jueves de noche buena, el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de La Paz determinará las nuevas medidas que serán aplicadas en las fiestas de fin de año.

“Nos han dado la tarea de hacer la resolución, que vamos a entregar al COED, y seguramente el jueves se hará la resolución definitiva de las nuevas medidas para fin de año”, aseveró Narváez.

El Ministerio de Salud reportó, la jornada del lunes, 362 nuevos casos de Covid-19 en todo el país. Santa Cruz es el departamento más golpeado por el aumento de casos, La Paz es la segunda región donde se reporta más casos.

Otra de las recomendaciones realizadas por Narváez fue que el resto de los partidos de la División Profesional del Fútbol Boliviano se jueguen sin público, debido al incremento de casos de Covid-19 por la liberación de actividades deportivas, según informó Página Siete.