Murió Samuel Blanco, el histórico presidente de Real Potosí

Blanco es uno de los históricos directivos del fútbol boliviano. «Estaba a la altura de Mario Mercado, Rafael Mendoza y Tito Paz», aseguró Ángelo Porcel, directivo del cuadro lila

Potosí.- El dirigente español y destacado directivo Samuel Blanco, presidente vitalicio del club Real Potosí,  falleció el sábado en Madrid, informó Ángelo Porcel, directivo del cuadro lila.

“Murió (…) en un hospital de Madrid”,  explicó Porcel. «Fue un gran hombre dedicado al fútbol. Estaba a la altura de Mario Mercado, Rafael Mendoza y Tito Paz», añadió el dirigente del equipo potosino.

Samuel Blanco

Blanco es uno de los históricos directivos del fútbol boliviano. En los años 90 del siglo pasado compró las acciones del club Bamin Real Potosí y lo llevó a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano y después hasta torneos internacionales.

En 2010, Blanco confirmó su desvinculación definitiva del club que amó y que llevó hasta la Copa Libertadores de América y la Copa Sudamericana. Se fue a vivir a Santa Cruz y hace aproximadamente cuatro años retornó a su país para someterse a un trasplante de pulmón. Fuente: paginasiete.bo

Hace una década, este destacado dirigente anunciaba que el fútbol era una pasión que llevaría por siempre, aunque tuviera que renunciar a su primer y gran amor declarado como Real Potosí, tras consolidar a su equipo en el fútbol boliviano.

Blanco dio un gran impulso, empuje y aporte al deporte boliviano «es un español que dio mucho por Potosí y Bolivia en materia deportiva y empresarial», apuntan sus amigos lamentando su perdida en las redes sociales.

Desde su aventura en campo ajeno (Potosí), donde hizo mucho y recibió poco, hoy se siente más potosino que el mismo Real Potosí, su obra y cariño marcada por su pasión por el fútbol

Por motivos de salud, su primera salida parecía temporal, pero con el paso del tiempo su estadía definitiva se dio en Santa Cruz, donde comenzó una nueva historia, que con los años cargados sobre sus espaldas no fue la misma como cuando en su juventud vivió en Potosí, donde forjó, creó y disfrutó de los mejores e ingratos momentos que ingresan al baúl de los recuerdos.

La vida sin un amor no es lo mismo, pero a veces otras causas dan para que esta vida llena de bemoles tenga que aceptarla como se presenta, porque contra el destino no se puede luchar por más fortaleza que exista.

Samuel Blanco, dejo Real Potosí con el deber cumplido de llevarlo a los sitiales de privilegio en el contexto internacional que nadie ni nada se lo podrá quitar, por ser una obra que perdurará por siempre, como las escuelas de fútbol que edificó y como los títulos que los potosinos disfrutaron, que son una muestra de lo mucho que hizo por esa tierra testigo de su gran historia personal como hombre vinculado al deporte, al empresariado, a la sociedad, en fin, adjetivos faltan para destacar la trayectoria de un gran personaje como Samuel blanco.(El Deportivo).

El adiós del español

Samuel Blanco Blanco confirmó su desvinculación definitiva del club Real Potosí, equipo que nació con él y llegó reiteradamente a los torneos internacionales de Copa Libertadores de América y Copa Sudamericana.

“Yo ya estoy bien de salud, estoy totalmente repuesto y dedicado solamente a mi trabajo que centré totalmente en Santa Cruz donde decidí echar definitivamente mis raíces”, dijo apostado en la tribuna de preferencia del estadio Ramón Aguilera “Tahuichi” Aguilera donde asiste semanalmente hace algunos anos.

“No, yo sigo siendo hincha de mi equipo lila. Yo vengo al estadio a ver a Oriente lo mismo que a Blooming, mi corazón no cambia ya que tengo lindos y gratos recuerdos de esa ciudad”, sostiene Samuel acompañado de nuevos amigos.

“Pena no siento, sino un dolor, un fuerte dolor por lo que pasa en Real Potosí. Lo que sucede es que aún hay camarilla y esa no se puede romper siendo de conocimiento de mucha gente”, dice rompiendo un silencio, ya que desde su llegada a la capital oriental había decidido no hablar para los medios.

Blanco un prospero empresario español radicado por muchos años en la Villa Imperial, admite que le costo muchísimo tomar la decisión de cambiar de residencia, pero que lo hizo por recomendaciones médicas.

Su última aparición en Potosí fue cuando su equipo de la mano del director técnico paceño Sergio Apaza, logró el título del torneo Play Off de la Liga, luego declaró que daba un paso al costado, medida que sorprendió a los potosinos que hoy sienten su alejamiento.

Samuel anunció que en unos pocos años, dará otro aporte al club de sus amores. Será su hijo de 16 años que “pinta” para ser un buen futbolista y que actualmente radica en La Paz por razones de estudio y que pronto aparecerá en un equipo de ascenso del fútbol de la sede de gobierno.

“Tengo buenos, muy buenos amigos que siempre estuvieron conmigo en las buenas y las malas, pero también hay de los otros y muchos y prefiero no hablar. Como dicen a boca cerrada no entran moscas”, dice sonriendo el ex presidente de Real Potosí. (ETC).