Muerte de policía aviva dudas sobre el asalto al Capitolio

Washington/EEUU. (AP) – Un agente de policía murió a consecuencia de las heridas que sufrió cuando partidarios de Donald Trump asaltaron el Capitolio, una insurrección violenta que está generando serias dudas sobre los últimos días del derrotado presidente de Estados Unidos en la Casa Blanca y sobre la capacidad de la policía del complejo para asegurar la zona.

El agente Brian D. Sicknick resultó herido “mientras se enfrentaba físicamente a los manifestantes” durante los disturbios del miércoles, explicó la policía del Capitolio en un comunicado. Es la quinta víctima mortal del asedio.

Violentos entrentamientos en policia y afines a Donald Trump

Los disturbios que han conmocionado al país y al mundo forzaron la renuncia de tres altos funcionarios de seguridad del Capitolio por no haber podido frenar el asalto. Los incidentes llevaron a los legisladores a exigir una revisión de las operaciones y una sesión informativa del FBI acerca de lo que calificaron de“ataque terrorista”. Y está generando una reflexión más amplia sobre el mandato de Trump y el futuro de una nación dividida.

Trump alentó a los asistentes a un mitín en las inmediaciones de la Casa Blanca antes del miércoles a dirigirse al Capitolio, donde los legisladores debían confirmar la victoria del presidente electo, Joe Biden. La turba superó rápidamente las barreras policiales, rompió vidrios y se paseó por los pasillos del complejo, obligando a los legisladores a esconderse en un lugar seguro.

Una de las participantes, una mujer blanca, murió por un disparo de la policía del Capitolio, y hubo docenas de detenidos. Otras tres personas murieron por “emergencias médicas” relacionadas con el asalto.

A pesar de las repetidas denuncias de Trump de fraude electoral, las autoridades electorales y su propio exsecretario de Justicia dijeron que no hubo problemas a una escala que pudiesen haber alterado el resultado de los comicios. Todos los estados han certificado sus resultados como justos y veraces, tanto funcionarios republicanos como demócratas.

El senador republicano de Nebraska Ben Sasse dijo que la noticia del deceso del policía era “desgarradora”.

“Nada de esto debería haber pasado”, afirmó Sasse en un comunicado.

Sicknick había regresado a la oficia de su división tras el incidente cuando se desplomó, explicó el comunicado. Fue trasladado a un hospital donde falleció el jueves.

Dos diputados demócratas en la Cámara de Representantes presentes en comités que supervisan los presupuestos de la policía del Capitolio afirmaron que los responsables deben ser retenidos para responder por las muertes “sin sentido”.