Lucas, el singular pato que usa bufanda en Coña Coña

Es una mascota con plumas y es cochabambina. Su «familia» adoptiva lo saca y lleva a nadar a la laguna «abrigadito» con una chalina morada

Cochabamba.- La familia que lo cuida lo lleva usualmente a la laguna de Coña Coña. Allí, el animal se empapa, comparte con sus pares y regresa luego a su casa doméstica, reporta el diario Opinión, describiendo una curiosa fotografía captada por su reportero grafico Dico Soliz.

Se trata de un pato blanco, común y corriente, que camina al lado de su joven propietaria, y lo hace arropado con una bufanda de lana morada con bordes claros.

Mas que un pato, es una mascota hogareña muy querida; al menos la imagen así lo revela. Y aunque «no hay demasiados datos oficiales sobre el animal que se apoderó del lente de la cámara», ha historia apuntada por el diario cochabambino da cuenta de que el ave llego a la laguna de Coña Coña de paseo, muy abrigada, dio una vuelta a nado, y regreso al lado de su dueña para retornar a su casa.

«Apenas, una imagen (la única que se salvó de la secuencia de fotografías tomadas por el fotoperiodista Dico Solís) revela el momento curioso en el que el pato, con plumaje bien blanco, regresa de nadar; se acerca a una de las integrantes de su familia (humana)» y se deja arropar con la chalina.

Todo ello, al borde de la laguna Coña Coña, un espacio natural que, aunque notoriamente contaminado, se ha transformado en el lugar favorito de distintas especies de aves que se posan en sus aguas y encuentran allí un pequeño refugio.

Oficialmente se conoce que el pato se llama Lucas, que vive con una familia que lo adoptó desde pequeño y que, muy frecuentemente, es llevado al espejo de agua para que realice sus nados habituales. También se sabe que todo se produce en una suerte de ceremonia casi de memoria: el animal recorre la laguna, da unas vueltas, vuelve y se deja envolver con la bufanda que simula ser un chalequito temporal.

Su dueña, que lo espera tras sus travesías, va munida con una mochila de color rosa en la que transporta el abrigo para el animal y, probablemente, algunos otros elementos.

La imagen de Lucas contemplando el horizonte, tras su baño, no se encasilla dentro del grupo de fotografías «comunes». FUENTE: Opinión.