Longaric presenta la memoria institucional como la primera Canciller mujer de Bolivia

ABI, La Paz, 31 oct.– Karen Longaric presentó la memoria institucional 2019-2020 como la primera Canciller de Bolivia, ya que desde 1826 todos los que ocuparon el cargo fueron hombres.

«Es el momento de demostrar el amor por el país», afirmó Longaric, tras aceptar conducir el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, en uno de los momentos más difíciles de la historia del país, señala el documento.

La memoria indica que la decisión asumida por Longaric la convirtió en la primera mujer boliviana en ocupar el puesto tomando en cuenta que desde 1826, esa cartera nombró a 204 cancilleres hombres.

El 13 de noviembre de 2019, la presidenta Jeanine Áñez posesionó a Karen Longaric como la primera ministra de Relaciones Exteriores.

Nombramiento

El nombramiento se dio luego de la crisis política y social que vivió Bolivia, luego de las denuncias de fraude electoral, registrado en las elecciones generales del 20 de octubre de 2019.

Longaric nació en Sucre en 1957, se gradúo como abogada de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), y tiene una destacada trayectoria como docente y autoridad en el ámbito académico.

La autoridad también tiene un doctorado en Derecho Internacional e hizo estudios jurídicos internacionales en la Universidad de La Habana en Cuba.

Ocupó los cargos de directora de Organismos Internacionales y de directora de Asuntos Jurídicos y Tratados Internacionales en la Cancillería boliviana, entre otros.

En ese sentido, la nueva autoridad señaló, en la memoria institucional, que impulsó la reconducción de la política exterior del país bajo tres pilares fundamentales.

Longaric apuntó que el primero fue la desideologización de la política exterior boliviana que implica el posicionamiento del país entre las naciones democráticas como un interlocutor serio, y la participación activa en organismos internacionales y en los mecanismos de integración.

En esa línea, afirmó que durante su gestión buscó un nuevo acercamiento con Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Fortalecer de relaciones

Además mencionó que fortaleció las relaciones con los países vecinos y de la región,
acciones que fueron plasmadas en las cumbres de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Comunidad Andina (CAN), el Mercado Común del Sur (Mercosur) y su activa participación en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en la incorporación de Bolivia al Grupo de Lima, así como la solicitud de ingreso al Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), como país participante pleno.

«Estas gestiones tuvieron varios éxitos, cristalizados en distintos acuerdos y reuniones del más alto nivel. He mantenido relaciones respetuosas con todos los países, incluso
con aquellos que por sus intereses políticos y económicos atacaron el proceso
democrático de Bolivia», afirmó la Ministra.

No obstante, aseguró que también fue firme en la defensa de los principios democráticos y del Estado de derecho que fueron reivindicados por los bolivianos en el referendo del 21F -que rechazó una nueva repostulación del expresidente Evo Morales- y durante las tres semanas de protestas democráticas en octubre y noviembre de 2019.

La autoridad señaló que el segundo pilar fue la aplicación de medidas pragmáticas basadas en la diplomacia comercial que apoyen al comercio exterior y a los intereses económicos del Estado.

«Esto permitió registrar y canalizar numerosas iniciativas de cooperación internacional, suscribir acuerdos con visión moderna y facilitar a las distintas instituciones gubernamentales bolivianas la asistencia necesaria para cumplir sus metas», manifestó Longaric.

En tanto, la Ministra expresó que el tercer pilar fue la institucionalización, profesionalización y renovación del personal de Cancillería en el Servicio Central y Exterior.

«Durante mi gestión, la mayoría de los nombramientos de funcionarios tanto en el Servicio Central como en nuestras embajadas y consulados fueron para personal de carrera», dijo.

Asimismo, apuntó que incorporó a profesionales jóvenes con estudios especializados en el área y personas con experiencia en organismos internacionales.

Ese sentido, la autoridad también indicó que en su gestión hubo nombramientos políticos, pero que a diferencia del anterior gobierno e incluso de la mayor parte de los gobiernos fueron pocos.

Reglamento de Escalafón Diplomático

La Ministra también destacó que en su gestión se aprobó un moderno y estricto reglamento para el Escalafón Diplomático, así como el nuevo escalafón, el primero en 16 años.

Longaric señaló que dichos pilares se aplicaron luego de que la política exterior de Bolivia estuvo subordinada a intereses políticos internos, no así al interés nacional.

«Durante el anterior gobierno, esta situación se agravó, lo que llevó a cierto aislamiento internacional, situándonos al lado de los países propulsores del socialismo del siglo XXI y sus foros internacionales», aseveró.