Ley Contra Ganancias Ilícitas es ‘muy preocupante’, dice la Cámara de Industria de El Alto

Más de 10 sectores dicen que los artículos observados vulneran derechos de la CPE, dan un “suprapoder” a Economía y subordinan la Fiscalía al Ejecutivo

El Alto.- La presidenta de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios (Cainco) de El Alto, Cristina Soto, consideró “muy preocupante” el tratamiento de la Ley Contra las Ganancias Ilícitas que está realizando el Órgano Legislativo.

Señaló que es preocupante “la forma en que están previendo hacer una regulación, lo que es el control de lo que cada uno puede ganar y lo tiene bien habido”.

Dicha ley fue rechazada por la oposición porque considera que facilitaría los allanamientos, otorgaría mayores poderes a la Unidad de Investigaciones Financieras, dependiente del Ejecutivo, y además sería usada para una persecución.

La presidenta de la Cainco de El Alto señaló que ella se sumará a la posición que expresen los gremios de empresarios respecto a esta norma.

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, observó que falta una socialización de la ley con sectores sociales y así evitar malinterpretaciones.

Señaló que el proyecto de ley sería atentatorio si, por ejemplo, iría contra las propiedades como los “cholets”.

“Acá en la ciudad de El Alto, nuestros compañeros de los cholets y otros empresarios que se tienen, pues han conseguido sus recursos con mucho sacrificio. Eso no lleva dos, tres años, es un trabajo de varios años”, señaló.

Soto y Copa se pronunciaron a tiempo de anucniar la realización de la Huayna Fex, en la productores alteños expondrán sus productos de viernes hasta el domingo, en el Polideportivo Héroes de Octubre en la avenida Juan Pablo II.

Suman siete los artículos más objetados de ley antilegitimación

Suman siete los artículos más objetados de ley antilegitimación
Las oficinas de la UIF en la ciudad de La Paz. / Foto: Archivo.

Al menos siete artículos del proyecto de ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas son los más cuestionados por diversos sectores. Desde su aprobación en  Diputados,  más de 10 sectores sociales  rechazan su aprobación.

Los artículos objetados son el 5, que crea el Consejo contra la legitimación de ganancias ilícitas, entidad   conformada por  cinco ministerios, la Procuraduría y la Fiscalía; el   6, que dispone que  el Ministerio de Economía presidirá ese consejo; el  11, que  prohíbe la invocación del secreto profesional, reserva o confidencialidad;  el 17, que considera “sujeto obligado” a informar a toda persona natural o jurídica, pública o privada, de sistema financiero, de actividades comerciales, de entre otros ámbitos.

El 31, que dispone que la Fiscalía podrá, entre otras acciones,  acceder a “toda” documentación e información física o informática,  allanar lugares específicos,   rastrear bienes  sin previo aviso al titular; el  37, respecto a la  aplicación de medidas cautelares de “carácter real”; y el  38, sobre confiscación o decomiso de bienes (más detalles al respeto en la infografía).

Entre los sectores que se oponen al proyecto están  los gremiales,  empresarios,  transportistas, cívicos, activistas,   evangélicos, comerciantes minoristas, carniceros  y el gremio de la prensa. 

Observan que el proyecto -y concretamente los artículos cuestionados-vulnera derechos establecidos en la Constitución Política del Estado (CPE), da  “suprapoder” al Ministerio de Economía,   subordina la Fiscalía al Ejecutivo, atenta contra  derechos individuales   e implica  un riesgo a la propiedad privada.

Otras disposiciones observadas son los artículos 18 (deberes de informar), 23 (conservación de la información), 24 (régimen sancionador), 33 (prosecución de juicio en rebeldía) y 35 (compensación económica al informante).

Empresarios

El sector privado del eje troncal del país, ayer expresó su preocupación por el contenido del proyecto  218. Entre los que alzaron la voz está la   Cainco de Santa Cruz,  que envió al Senado 10 observaciones y alertó que se atenta contra  los derechos constitucionales y se da extrema atribución  a la UIF, entre otros puntos.

“Esto puede ahuyentar  inversiones, puede  generar discrecionalidad por parte de autorías y mucha extorsión de funcionarios que hagan uso y abuso de norma. La norma es ambigua”, dijo el gerente de desarrollo empresarial de la Cainco,  Luis Fernando Strauss.

La Federación de Empresarios Privados de Cochabamba  expresó su preocupación por el proyecto de ley antilegitimación y planteó cinco observaciones,  referidas al consejo  de antilegitimación y el incremento de las facultades del Ejecutivo, las atribuciones de la UIF, el secreto profesional, los sujetos obligados y la compensación económica a los “informantes”.

En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de Industria,  Ibo Blazicevic, afirmó que el proyecto de ley necesita “algunos ajustes y cambios”,  para que cumpla lo que manda la CPE. FUENTES: ERBOL y Pagina Siete