La Corte Suprema de EEUU rechaza el partidismo en el caso de las elecciones y anula las demandas de Trump de fraude

Washington/EEUU. Al rechazar el pedido del presidente Donald Trump para revocar el resultado de las elecciones estadounidenses, la Corte Suprema envió un mensaje sobre su papel en el sistema de gobierno estadounidense: Aquí hacemos leyes, no política partidista.

Con una orden judicial el el viernes por la noche, el tribunal superior del país eliminó efectivamente cualquier posibilidad de que Trump y sus aliados tuvieran éxito en utilizar afirmaciones de fraude generalizado para revertir la victoria de Joe Biden. La orden, que rechazó el intento de Texas de anular los resultados en otros cuatro estados, siguió a un rechazo igualmente abrupto el martes pasado de un desafío a la victoria de Biden en Pensilvania.

Para un tribunal conservador que ha estado en la mira política últimamente, los casos fueron una oportunidad para reforzar su credibilidad y distanciarse de la agenda del Partido Republicano. Trump había predicho durante meses que la corte, y los tres miembros que nombró, lo respaldarían en cualquier disputa electoral.

Como era de esperar, la decisión provocó la ira del presidente, quien prometió en una serie de tuits y en una entrevista con Fox News que continuaría su lucha, diciendo que había «probado» su caso.

“Ningún juez ha tenido el coraje, incluido el Tribunal Supremo; estoy muy decepcionado de ellos. Ningún juez, incluido el Tribunal Supremo de Estados Unidos, ha tenido el coraje de permitir que se escuche”, dijo Trump en una entrevista de “Fox and Friends” grabada el sábado durante el partido de fútbol entre el Ejército y la Marina. Trump siguió calificando la elección de «amañada».

La acción de la corte allana el camino para que el Colegio Electoral se reúna en 50 estados y el Distrito de Columbia el lunes, sin dejar más camino para que Trump impugne el resultado de las elecciones.

Corte Suprema de EEUU acaba el sueño de Trump de anular las últimas elecciones.