Hallan ganado muerto en torrentera de Tiquipaya que alimenta embalse de agua potable

Ocho reses muertas fueron lanzadas a una torrentera que desemboca en el Rio Khora hace al menos una semana, y contaminan el agua que va al embalse de tratamiento potable de la empresa municipal Copac de Tiquipaya, denuncia a QuePasAhora el presidente de la Asiociación de Regantes de la zona y pesidente de la OTB Montecillo Bajo, Juan Carlos Méndez.

«Esto ha pasado del rio Khora al Norte; de la parte alta han volqueteado vacas muertas, presuminos que del matadero, porque son vacas de Santa Cruz, aquí no hay esas razas. Han contaminado el rio y hemos estado bebiendo esa agua. Es un atentado medioambiental y un atentado a la salud y a la vida» relata Luis Melgar, un poblador de la zona.

El dirigente de Montecillo Bajo, Juan Carlos Méndez, informó a este medio que se movilizó hoy por la madugada y subió con una comitiva al lugar donde se hallan tiradas las reses, para ver qué sucedía con el agua, que empezo a llegar los últimos días con olor fétido y con sangre. 

«Cuantos días habrán estado ahí esos ganados, queremos llegar a las últimas consecuencias porque no pueden contaminar así el agua que bebemos los pobladores y los animales. No sabemos si las vacas se murieron por alguna enfermedad, o fallecieron en el traslado al matadero» dijo Mendez.

El dirigente agrego que ya habló con personeros de la Alcaldía Municipal de Tiquipaya y que ven la posibilidad de hacer pruebas de laboratorio a los cuerpos de los animales para descartar que tuvieran alguna enfermedad.

Se trata de ocho reses de dos razas: Cebuina y Nelore, que proviene de criaderos del oriente boliviano. Cada ejemplar llega a pesar al menos 800 kilos, por lo que los pobladores no han podido retirarlos del sitio en que se hallan.

«Son enormes y muy pesados, se necesita maquinaria para moverlos. Adámas el olor fétido no deja que nos acerquemos; las reses ya están en periodo de descomposición y la quebrada donde se hallan es de difícil acceso. Por las lluvias en la cordillera, cinco animales se quedaron trancados mas arriba, pero tres se han deslizado con la corriente de la torrentera» explica Méndez.

«Se hallan en la cuenca Puca Puca, donde juntamos agua que desemboca al Río Qhora. Es agua que se trata para volverla potable. La municipalidad no trabaja hoy ni manana, pero ya denunciamos a la alcaldía, a la fiscalía y a la prensa» indicó.

El comunario implora para recibir orientación sobre cómo proceder a incinerar o movere los cuerpos de los animales, y asegura que denunciará el hecho a la asociación de matarifes para dar con los autores del hecho.

» Han volqueteado a las vacas y las han tirado a la peña. Es una barbaridad» finaliza el dirigente Méndez.