Gobierno entrega 600 equipos para el Registro Nominal de Vacunación

El lote tiene una inversión aproximada de bs. 4.506.507,96 en equipos de computación e impresoras y beneficiará más de 408 establecimientos de salud

La Paz, 8 de octubre.- Con el objetivo de avanzar en la cobertura universal de vacunación con esquemas completos y oportunos que impacten favorablemente en la población, el Ministerio de Salud entregó hoy 600 equipos informáticos para el registro nominal de vacunación electrónica (RNVe) del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) a los nueve Servicios Departamentales del Salud del país y El Alto, beneficiando a más de 408 establecimientos de salud.
La inversión total aproximada de equipos de computación e impresoras es de bs. 4.506.507,96 (Cuatro millones quinientos seis mil, noventa seis 00/100 bolivianos) que equivale en dólares a 656.925,36. Esta inversión fue posible gracias al financiamiento de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y al proyecto de Fortalecimiento al Sistema de Salud e Inmunización del Ministerio de Salud financiado por GAVI (Alianza Global para la inmunización y vacunación). Con este apoyo de OPS y GAVI- FSSI del Ministerio de Salud se ha adquirido el equipamiento para los 9 municipios de capitales de departamento y El Alto que albergan a 60% de la población total.
La puesta en funcionamiento de los equipos informáticos para el registro nominal de vacunación electrónica (RNVe) del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) en los nueve Servicios Departamentales del Salud del país y El Alto representa avances y ventajas significativas que impactarán directamente en las coberturas de vacunación actuales y en la introducción de nuevas vacunas como la de COVID-19.
En el caso de la introducción de la vacuna COVID-19, el RNVe permitirá realizar un pre registro/censo por grupo poblacional de riesgo: personal de salud, mayores de 60 años y personas con una enfermedad de base; se podrá ejercer un control de la vacunación y asegurar el logro de la meta; y contribuirá a que los programas de control de no trasmisibles y de atención al mayor de 60 (curso de vida) tengan denominadores claros para planificar otras intervenciones.
Asimismo, se podrá monitorear vacunados en tiempo real y aplicación de medidas correctivas oportunas.


El RNVe es un esfuerzo conjunto entre el PAI y el Sistema Nacional de Información en Salud y Vigilancia Epidemiológica (SNIS-VE). Se trata de una herramienta informática donde se identifican los datos de vacunación de cada persona, permite el acceso a su historia vacunal en cualquier establecimiento de salud del país, para así facilitar la captación activa. Además, contribuye en la planificación mensual de quienes deben ser vacunados y hacer seguimiento a los rezagados o inasistentes.
Son registros computarizados y forman parte del sistema de información de inmunización, el cual puede ser con conectividad (en línea), desconectado o una combinación de ambos.
Avances significativos frente al actual sistema manual
Actualmente el registro de vacunación se inicia de manera nominal en el punto de vacunación, pero luego se sistematiza en reportes consolidados de producción de servicios de vacunación; incluso si la niña o niño vuelve al mismo centro de salud, su nombre y otros datos generales se vuelven a registrar en el cuaderno de vacunación para anotar las dosis que en el momento está recibiendo.
El PAI nacional y sus programas departamentales buscan una cobertura universal de vacunación con esquemas completos y oportunos y esto no es posible hacer con el sistema actual, debido a que se depende del seguimiento nominal de las personas y particularmente de las cohortes de recién nacidos.
Esta metodología actualmente se aplica manualmente en las comunidades del área rural, sin embargo, en las ciudades capitales, conurbaciones y otras ciudades intermedias el seguimiento es difícil, debido a la movilización temporal de la población asociada a la agricultura, al comercio, etc., provocando altas tasas de deserción en algunos municipios y en otra deserción negativa.
Análisis de situación
Para la implementación del RNVe y la adquisición de los 600 equipos informáticos se analizaron diversos factores actuales de la inmunización en Bolivia.
El PAI logró coberturas de vacunación de alrededor del 80% pero están en una meseta en los últimos 10 años y con tendencia a disminuir y en la actualidad afectadas por la pandemia por COVID-19. Similar a la situación que se vive en otros países de la Región de las Américas
Por otro lado, las tasas de deserción son elevadas en algunos departamentos por un lado y en otros departamentos negativas. Existen dudas sobre el denominador poblacional, en particular en las áreas rurales debido a las migraciones campo – ciudad.
Frente a la insuficiente información para cálculo de coberturas, a la calidad del registro con debilidades y a los nuevos procedimientos en la atención por la implementación del SUS que dificultan la vacunación, se hace necesario impulsar el RNVe.


Otros beneficios
Con la puesta en marcha operativa del RNVe se producen otros beneficios más para facilitar el trabajo del personal de salud debió a que permitirá contar con una base de datos para hacer seguimiento de todas las vacunas que debe contar obligatoriamente el personal: Sarampión Rubeola SR, Difteria Tétanos dT, hepatitis B, influenza. Además, el personal podrá certificar su estado vacunal.
Por otro lado, en los otros dos grupos de mayores de 60 años y personas con una enfermedad de base servirá para controlar la vacunación con influenza.
Pruebas piloto y evaluación
Por estas y otros varios análisis de ventaja, impacto y factibilidad, el PAI en coordinación con el SNIS-VE ha impulsado el RNVe haciendo pruebas piloto en redes de salud seleccionadas de los departamentos de Oruro, La Paz y Chuquisaca con muy buena respuesta. En el período de pilotaje se ha incidido con los 9 Gobiernos Autónomos Municipales de ciudades capitales de departamento y El Alto, obteniendo su total adhesión y compromisos de complementar equipos y conectividad a internet.
Por su parte, una evaluación externa de la OPS pondero positivamente los resultados del pilotaje y recomendó su expansión nacional por etapas.
En la actualidad, otros países de la región como Uruguay, Chile, Colombia, Panamá, El Salvador, Costa Rica y Honduras ya están aplicando el RNVe. Otros como Brasil, México y Argentina lo están desarrollando por entidades territoriales.