Fran­cia mul­ta a Goo­gle y a Ama­zon por no cum­plir le­gis­la­ción so­bre po­lí­ti­cas de ‘co­okies‘

Goo­gle debe pagar 100 millones de Euros y Amazon 35 mi­llo­nes, al gobierno Galo, luego de que rastreadores cibernéticos de publicidad comprobaran que ambas empresas rompen con la legislación digital.

NCC, Fran­cia. 11 dic. 2020.- Fran­cia mul­tó a Goo­gle y a Ama­zon con 100 y 35 mi­llo­nes de eu­ros, res­pec­ti­va­men­te, por no cum­plir con la le­gis­la­ción so­bre sus po­lí­ti­cas de ‘co­okies‘. Les pide un cam­bio en sus prác­ti­cas para evi­tar nue­vas san­cio­nes.

Fran­cia anun­ció este jue­ves (10.12.2020) mul­tas de 100 mi­llo­nes de eu­ros (120,9 mi­llo­nes de dó­la­res) para Goo­gle y de 35 mi­llo­nes de eu­ros (42,3 mi­llo­nes de dó­la­res) para Ama­zon por sus res­pec­ti­vas po­lí­ti­cas de “co­okies” (ras­trea­do­res de pu­bli­ci­dad) e ins­ta a los dos gi­gan­tes es­ta­dou­ni­den­ses de in­ter­net a cam­biar sus prác­ti­cas bajo la ame­na­za de nue­vas san­cio­nes.

La Co­mi­sión Na­cio­nal de In­for­má­ti­ca y Li­ber­ta­des (CNIL), el or­ga­nis­mo fran­cés de vi­gi­lan­cia de la ac­ti­vi­dad di­gi­tal, ex­pli­có en sen­dos co­mu­ni­ca­dos que esas mul­tas se jus­ti­fi­can, en par­ti­cu­lar, por la in­tro­duc­ción au­to­má­ti­ca en los or­de­na­do­res de los usua­rios que se co­nec­tan a sus pá­gi­nas web de esos fi­che­ros con ob­je­ti­vos pu­bli­ci­ta­rios.

La gravedad de las infracciones

La CNIL in­sis­tió en que “ese tipo de ‘co­okies‘ no se pue­den ins­ta­lar sin que el usua­rio haya ma­ni­fes­ta­do su con­sen­ti­mien­to”.

Ade­más, con­si­de­ró que las ven­ta­nas in­for­ma­ti­vas so­bre las “co­okies” no ofre­cían “nin­gu­na in­for­ma­ción” a los usua­rios so­bre las que ya se ha­bían ins­ta­la­do en sus or­de­na­do­res des­de el mo­men­to en que se ha­bían co­nec­ta­do a las pá­gi­nas in­ter­net de las em­pre­sas.

Por úl­ti­mo, la CNIL re­pro­chó a Goo­gle que in­clu­so cuan­do se des­ac­ti­va­ba la per­so­na­li­za­ción de los anun­cios, una de las “co­okies” pu­bli­ci­ta­rias se­guía al­ma­ce­na­da en la compu­tado­ra y con­ti­nua­ba re­gis­tran­do con­te­ni­dos para el bus­ca­dor.

Se­gún sus cálcu­los, las prác­ti­cas de Goo­gle, que ob­tie­ne in­gre­sos pu­bli­ci­ta­rios in­di­rec­ta­men­te gra­cias a las in­for­ma­cio­nes re­co­pi­la­das con esos ins­tru­men­tos, han afec­ta­do a “cer­ca de 50 mi­llo­nes de usua­rios” en Fran­cia. El or­ga­nis­mo re­gu­la­dor in­sis­tió en la “gra­ve­dad” de las in­frac­cio­nes co­me­ti­das por am­bos gru­pos, que des­de el pa­sa­do 20 de sep­tiem­bre ya han mo­di­fi­ca­do su po­lí­ti­ca de “co­okies“. FUENTE:  Deuts­che We­lle (DW).