Enviados por la CIDH firman protocolo para investigar casos de violencia poselectoral en 2019

Representantes de Bolivia y un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos suscribieron, este lunes, un documento garantizando total independencia y acceso a toda la información que sea requerida

La Paz, 23 nov (ABI).- El Gobierno boliviano y los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) suscribieron, este lunes, un protocolo para iniciar las investigaciones de la violencia de 2019.

«Vamos a garantizar su independencia y su acceso a toda la información que sea requerida», aseguró el ministro de Justicia, Iván Lima, durante el acto realizado en Cancillería.

La autoridad señaló que hay heridas abiertas por los hechos violentos registrados en 2019 y un proceso de reconstrucción y diálogo en el país.

«Queremos que el trabajo sea participativo», aseguró Lima.

En la cita también participaron los ministros de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, los expertos de la CIDH y otras autoridades.

Los expertos efectuarán las indagaciones de los hechos violentos reportados entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019.

Se prevé que, tras las indagaciones, se emitirá un informe que será entregado a la Fiscalía para que inicie las acciones correspondientes y así dar con los responsables de esos hechos.

ALGUNOS HECHOS

El 19 de noviembre de 2019 un operativo militar ejecutado en Senkata (El Alto) terminó con seis fallecidos, una cifra que días después llegó a 10 por las secuelas de la intervención violenta contra una protesta que reclamaba por los derechos políticos.

En el periodo también se produjeron la quema de los edificios de los tribunales electorales departamentales (TED), así como de las casas de varios legisladores del MAS y de familiares de autoridades. Similares ataques se produjeron a casas de periodistas.

Se suman las muertes reportadas los municipios de Montero (Santa Cruz) y Sacaba (Cochabamba); además, otros conflictos como el motín policial iniciado en Cochabamba y la emboscada de Vila Vila a una caravana que se dirigía a La Paz

En un informe preliminar, emitido en diciembre de 2019 por la CIDH, se estableció que hubo masacres por uso desmesurado de la fuerza contra la población civil en Senkata y Sacaba.