En los últimos 25 años, la participación de las mujeres en directivas camarales fue del 26% en Diputados y 25% en Senadores

Desde 1995 hasta 2020, la participación de las mujeres en las directivas de la Cámara de Diputados estuvo en el orden del 26%, mientras que en la de Senadores, del 25%. La última legislatura marcó un cambio significativo, pues en las dos instancias legislativas las mujeres alcanzaron puestos de liderazgo que, al menos cuantitativamente, las puso a la par de los mandos masculinos.

Para el movimiento de mujeres de Bolivia, es tiempo de avanzar de la paridad democrática a la democracia paritaria. “Alcanzar la paridad en términos cuantitativos en la representación parlamentaria es fundamental, pero es necesario que las mujeres tengan la posibilidad de un ejercicio efectivo del poder”, afirma Mónica Novillo, directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, según nota de prensa.

De acuerdo con un revisión hemerográfica y bibliográfica realizada por el Observatorio de Género de la Coordinadora de la Mujer, entre 1995 y 2020, la inclusión de las mujeres en lasdirectivas camarales fue progresiva, pero, en términos generales, minoritaria con respecto a la de los hombres.

En el período 1995–2001, la participación de las mujeres en las mesas directivas del Congreso de la República –desde 2009, Asamblea Legislativa Plurinacional- fue escasa o nula. En la Cámara de Diputados no había logrado superar el 14%, mientras que en el Senado ninguna mujer formaba parte de instancias de decisión.

Esto a pesar de que a partir de 1997 comenzaban a aplicarse medidas afirmativas en el país, como las “cuotas” en las listas de candidaturas. Desde 2002 hasta 2008, la presencia de las mujeres en las directivas de la Cámara de Diputados
se incrementó, logrando alcanzar porcentajes de hasta 42,8%; pero luego, nuevamente, fue disminuyendo. En el caso del Senado, en el mismo período, solo se registró la participación de una mujer en las directivas de esta instancia legislativa.

Desde 2009 hasta 2020 (30 de octubre), hubo un incremento progresivo de presencia femenina en las directivas de Diputados, particularmente en 2019, cuando cinco de los siete miembros de la mesa directiva de la Cámara Baja eran mujeres (71,4%). En tanto, en el Senado la relación fue paritaria: tres mujeres y tres hombres hicieron la totalidad de su directiva.

“En promedio, la participación de las mujeres en las directivas de la Cámara de Diputados fue de alrededor del 26% y en la de Senadores, del 25%, en los últimos 25 años”, resume Novillo. En el pasado, pocas mujeres presidieron las cámaras legislativas. La Cámara de Diputados fue presidida por Lidia Gueiler (1979), Norah Soruco (2005) y la Cámara de Senadores por Mirtha Quevedo (2002). En el nuevo Estado Plurinacional, la Presidencia del Senado de la Asamblea Legislativa Plurinacional fue inaugurada por Ana María Romero (2009), luego asumida por
Gabriela Montaño (2014), Adriana Salvatierra (2019) y Eva Copa (2020). La Cámara de Diputados fue presidida por Rebeca Delgado (2010), Betty Tejada (2012) y Gabriela Montaño (2018)

Este 29 de octubre, cuando un nuevo Gobierno se apresta a tomar el mando del país, los asambleísta electos ya designaron a quienes presidirán las dos cámaras del Legislativo: Freddy Mamani (MAS) dirigirá la Cámara de Diputados y Andrónico Rodríguez (MAS), la Cámara de Senadores, en la legislatura 2020-2021. Se ha previsto para el 3 de noviembre la conformación de las directivas ad hoc de ambas instancias legislativas.

Las organizaciones de mujeres aguardan que la participación de las mujeres en las mesas directivas vaya a la par de las conquistas logradas a nivel de representación parlamentaria: 56% de presencia femenina en Senadores y 47% en Diputados.