El autor del sillazo a Evo afirma ser del MAS y que en las bases hay “descontento total”

Tito Tardío, exalcalde de Lagunillas, fue quien lanzó la primera silla; declara que que lo hizo en defensa del exmandatario, y reitera que “hubo descontento total de las bases de abajo” en la nominación de candidatos para las subnacionales. Morales, en cambio, dijo que el autor era de la derecha y estaba infiltrado al ampliado del MAS.

Brújula Digital |16|12|20| Tito Tardío Vela, autor del sillazo a Evo Morales, recordó en la víspera que es del Movimiento Al Socialismo (MAS), que lo hizo en defensa del exmandatario y reiteró que hubo “hubo descontento total de las bases de abajo” en la nominación de candidatos para las subnacionales del departamento de Santa Cruz en territorio de Cochabamba. Morales dijo que era de la derecha y un infiltrado al ampliado del masismo.

“Evidentemente, estuvimos en el ampliado en Lauca Ñ, hubo conflictos, desacuerdos, estuvimos presentes en ese ampliado, sin embargo, hubo descontento total de las bases de abajo, entonces vi que algunas personas se estaban acercando para agredir al hermano Evo (Morales) y lancé la silla, fue contra las personas que estaban atacando al hermano Evo, pero desgraciadamente, por mala suerte, cayó en el hermano Evo”, dijo Tardío, a través de un video que fue reproducido por el programa Detrás de la verdad.

El autor del sillazo a Evo afirma que es del MAS y que “hubo descontento total de las bases” en Lauca Ñ

El exalcalde de Lagunillas, Tito Tardío, (al centro) fue quien lanzo la silla al expresidente Evo Morales. Foto: RRSS

Tardío, un exalcalde del municipio de Lagunillas, arrojó la silla cuando la gente empezó a descontrolarse y la misma cayó sobre la cabeza del líder masista. Sucedió el lunes en el Chapare, territorio del expresidente y donde forjó su vida política como dirigente de los productores de hoja de coca y que es el bastión principal de su partido.

Para algunos analistas el lanzamiento de una silla a Morales es un episodio que muestra que el expresidente boliviano ya no cuenta con el poder que tuvo durante tantos años. Para otros, forma parte de los desacuerdos que existen en todas las formaciones políticas.

Evo Morales denunció el mismo lunes que infiltrados de la derecha  lo agredieron. “Denunciamos que la derecha golpista trata de destruir la unidad del MAS-IPSP enviando infiltrados para generar violencia en nuestros ampliados que tienen como objetivo la elección democrática y pública de nuestros candidatos para los comicios subnacionales”.

El senador Leonardo Loza, quien es parte de las seis federaciones de cocaleros del Chapare aseguró que el agresor estaba identificado y era un infiltrado porque estuvo en otros partidos antes de militar en el MAS.

Pero el dirigente acusado dijo que él siempre perteneció al MAS y que podían revisar su recorrido como dirigente de la Csutcb. El MAS-Cochabamba emitió un comunicado en el que anuncia que los agresores y agitadores de ese desbande serán sancionados con la expulsión inmediata de esta fuerza política.

La dirigencia de las seis federaciones del trópico de Cochabamba, también se pronunció y exigió la identificación y expulsión de los agresores. Ratificaron su respaldo a Morales para la designación de candidatos del MAS para las próximas elecciones subnacionales.

El gobernante MAS decidió el martes expulsar a los que lanzaron sillas el lunes a la testera donde se encontraba el expresidente Evo Morales, en la población tropical de Lauca Ñ, y que el mismo exmandatario se encargó de acusarlos de “infiltrados” de “la derecha”.

“Establecer como máxima sanción la expulsión definitiva con ignominia del MAS-IPSP a todos los implicados e identificados en estos actos de indisciplina orgánica (…), definitivamente por incurrir en faltas graves contempladas en nuestro estatuto orgánico y reglamento interno”, señala la resolución del Tribunal Departamental de Disciplina y Ética y de Cochabamba del MAS, firmada por Augusto F. Vargas Zeballo.