DIO, ALCALDE!!! (a cuatro patas, digo manos)

Por: Ariel Antezana*

Llamé a una super amiga mía y gran periodista, que conozco desde colegio y le dije:

– Sister ayúdame por fa con tus colegas y convoquemos a todos a una conferencia de prensa porque quiero luces, cámaras y medios a full para proclamar a mi gato, el gran Dio! como candidato a Alcalde.

Ella se queda un cacho callada y toda pulcra me dice:

– Pucha Ariel, desde colegio que has sido bien hueón. Como pues se te ocurre proclamar a un gato, asi sea el Dio, para candidato a Alcalde. Nada ha cambiado, sigues siendo un hueón!!!

Ante semejante respuesta, yo replico:

-Wa!! Pero que tiene? El Dio es un super gato! Un montón de gente lo conoce, y aunque tenga cuatro patas, es sigiloso y sé que lo haría bien. Es una gran opción!

Con ganas de colgarme el teléfono de una, toma aire y me aclara toda paciente:

-A ver lee un poco. Si no tienes, te paso en pdf la Ley. Un gato, un animal, cualquiera que sea, no puede ser Alcalde, ni Gobernador ni Presidente, ni nada! Que te pasa???

Ahí ya me cabreo y respondo:

-Oye, pero hay un montón de leyes (y de animales) que la gente se pasa por las balls! e igual postulan, y encima tienen apoyo, cobertura y votos.

Sé bien que será de las últimas cosas que me diga:

– Las leyes son para cumplirlas! Un animal no puede ser candidato. Los que pueden ser candidatos son personas. Entiendes? PERSONAS! Y que además cumplan con los requisitos básicos para postular, como la edad, el no tener sentencia ejecutoriada, contar con al menos dos años de residencia en el país, y, sobre todo, no haber sido pillos (aunque este punto último no esta escrito en las leyes, pero debiera estar BIEN especificado y con mayúsculas) á ú é í ó ú

En ese momento, como que se quedó callada. (bien decepcionada?) y suspiró. Por eso mismo, y antes de que siga con la filípica, le dije:

– Exacto! De ahí viene mi inclinación por inscribir al gran Dio! y hacerlo candidato. Desde hace días hay quiénes no cumplen con esos requisitos. Pero no importa, el pueblo no tiene memoria. De todas maneras le están metiendo a full las conferencias de prensa, las proclamas y hasta acuerdos están haciendo. Si ellos pueden, y la prensa está detrás de ellos, como moscas a la miel, dando cobertura y espacios a diestra y siniestra, por qué no puedo proclamar al Dio?

Ya más tranquila, y en tono de consejo me dice:

-Che y has intentado negociar o llegar a un acuerdo con el MAS o con el MENOS para que no sea necesario cumplir las leyes???

– Acaso si negocio con el MAS (Y CON EL MENOS) me van a dejar que el Dio sea Alcalde??? Acaso ellos manejan las leyes a su antojo??? Acaso ellos pueden hacer lo que les da la gana???

-Ves Ariel, desde colegio que eres un hueón!!!! Pero metele nomas. A lo mejor esta vez tenemos mas suerte y un cuadrúpedo resulta mejor candidato que los otros animales. DIO ALCALDE!!!!

*El autor es profesor, musicólogo, gestor cultural y ciudadano librepensante.