Defensoría del Pueblo condena represión policial contra activistas de Ríos de Pie

La mañana de este miércoles, un grupo de mujeres que forman parte del movimiento ciudadano Ríos de Pie fue retirado del frontis de la Asamblea Legislativa Plurinacional

La Paz, 28 de octubre (ANF). –  La Defensoría del Pueblo condenó el uso abusivo de la fuerza por parte de efectivos policiales para reprimir y desalojar a cuatro mujeres activistas de la organización Ríos de Pie, que se apostaron en puertas de la Asamblea Legislativa Plurinacional para protestar de forma pacífica y exigir respeto por los dos tercios en las votaciones para asumir decisiones en las Cámaras de Senadores y de Diputados.

La institución defensorial lamentó que “nuevamente la Policía Boliviana incurra en actos violentos, cuando su rol es precautelar los derechos y la seguridad de la población boliviana, sobre todo de las poblaciones en situación de vulnerabilidad como son las mujeres”.

De acuerdo a imágenes que circulan en redes sociales, se evidenció la afectación a la integridad física de cuatro mujeres que recibieron empujones en el piso y fueron arrastradas, poniendo en evidencia un uso desproporcional e innecesario de la fuerza policial.

También se observó que algunos efectivos intentaron impedir que ciudadanos filmen o tomen fotografías de la represión realizada.

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo exigió que se inicien las investigaciones correspondientes para determinar la responsabilidad de los efectivos policiales involucrados.

Remarcó, que la Delegación Defensorial Departamental de La Paz investigará este hecho y hará seguimiento a las acciones que asumirá la institución del orden.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FANFidesBolivia%2Fvideos%2F785342212033618%2F&show_text=0&width=267

La mañana de este miércoles, un grupo de mujeres que forman parte del movimiento ciudadano Ríos de Pie fue retirado del frontis de la Asamblea Legislativa Plurinacional de La Paz, donde protestaba en contra de la anulación del requisito de los dos tercios para la votación en el Senado y Diputados.