De no aprobarse Ley Contra las Ganancias Ilícitas, el comercio exterior y banca podrían perjudicarse, según la UIF

La Paz. ERBOL.- La directora ejecutiva de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Ana María Morales, advirtió este domingo que, si no se aprueba la Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, habrá limitaciones al comercio exterior y la banca boliviana estaría bajo sospecha porque Bolivia podría ingresar a la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

“El momento en el cual no se tenga una norma adecuada a los estándares internacionales y entremos a unas listas grises, se deberá responder seguramente ante sectores de los empresarios, que tengamos mayores limitaciones para no hacer comercio exterior, se tendrá que justificar por qué el sector financiero va a tener que cumplir ciertos tipos de sospechas ante la comunidad internacional, porque vamos a convertirnos en un país de riesgo, entonces el daño que se está haciendo no solamente en mentir a la población sino a nivel internacional, es grande”, declaró al canal estatal.

Anunció que mientras en el país se discute los alcances de la ley en la Asamblea Legislativa, en paralelo viene (en noviembre) el acuerdo internacional para la Cuarta Ronda de Evaluaciones Mutuas, donde Bolivia y cada país será evaluado según el nivel de cumplimiento de las recomendaciones para adecuar la normativa nacional a esos estándares internacionales.

Dijo que desde 1989 a nivel mundial se ha creado el GAFI destinado a precautelar que la sanción a los delitos de legitimación de ganancias ilícitas sea en forma coordinada en todos los países para que el dinero mal habido no pueda salir de un país a otro.

Explicó que el proyecto de ley está siendo adecuado al estándar internacional para que nuestro país tampoco se vea perjudicado de ser considerado país de alto riesgo, por no tener suficientes medidas jurídicas de proteger a la sociedad.

Aclaró que al menos en Bolivia, se trata de perseguir a los “peces gordos” que manejan organizaciones criminales y que se asienten en un país y financien actividades ilegales.

Morales aseguró que a la fecha no existe ningún tipo de modificación en cuanto a nuevas investigaciones que se van a realizar, por ejemplo, a comerciantes, gremiales, artesanos, transportistas, carniceros porque la norma ya estaba vigente y en ningún momento la UIF ha investigado a gente que está vendiendo en los mercados.

Precisó que la ley sirve para investigar a personas que tienen vinculación con delitos y que ese dinero está siendo obtenido a partir de asesinatos, secuestros, extorsión, narcotráfico, corrupción y trata de personas; no es para investigar a la gente que hace su labor tratando llevar diariamente el pan del día a su casa.

Lamentó la acción de sectores opositores que en forma totalmente engañosa desinforman a la población y reiteró que la ley no está destinada a investigar la actividad común y corriente de los ciudadanos que se ganan el ingreso del día mediante cualquier tipo de actividad lícita.