Castaña reactiva la economía y favorece la conservación de bosques en amazonia boliviana

La región Norte contiene los bosques más conservados del país, favoreciendo el aprovechamiento y comercialización de la castaña que son un motor de la economía de esa región.

ANF La Paz|15|12|20| Aprovechar los productos forestales no maderables como la castaña que, además, favorece a la conservación de los bosques y al bienestar de familias y comunidades indígenas, es fundamental para reactivar la economía en Bolivia, afirma el director regional del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA Norte Amazónico), Marco Antonio Albornoz.

“Desde el CIPCA Norte Amazónico apostamos por promover la ´Valoración de la castaña en mercados internacionales como un producto de alta calidad que aporta a la conservación del ecosistema amazónico’, para ello formamos parte del grupo núcleo que ha diseñado un Plan de Acción Binacional Perú – Bolivia en el marco del Proyecto INNOVACT II financiado por la Unión Europea”, señala Albornoz en su artículo Bosque Amazónico: fuente de vida y bienestar.

Desde esa perspectiva, CIPCA analizó datos del INE sobre los productos forestales no maderables comparado con la actividad maderera a nivel nacional con estos resultados: las exportaciones e importaciones de madera hasta el año 2009 ocupaban el primer lugar, sin embargo, el año 2010 fue alcanzado por la castaña y de ahí en adelante la castaña continuó ascendiendo hasta su pico más alto en el año 2018, logrando superar los 221 millones de dólares en exportaciones. En ese sentido, CIPCA indica que en los últimos años se importa más madera de la que se exporta.

Picture1Actividad en torno a la castaña. Fotos: cipca.org.bo e Internet

Entonces, Albornoz señala que los bosques amazónicos cuentan con una biodiversidad única que contribuyen a la producción de alimentos, son una fuente de medicina tradicional y regulan el clima. Según estimaciones del CIFOR (Center for International Forestry Research) la deforestación alcanzó el 12% en la región norte de Bolivia. Es decir, sería la región que contiene los bosques más conservados en el país, favoreciendo el aprovechamiento y comercialización de la castaña que son un motor de la economía.

“Pese a ello, no existen políticas públicas orientadas a fortalecer este importante sector”, indica el director de CIPCA Norte Amazónico.

Asimismo, la pandemia del Covid- 19  tuvo un impacto en este sector, Albornoz señala que se analizaron las cifras proporcionadas por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior, donde se muestra  que entre enero y marzo de 2019 el volumen llegó a 4.848.952 kilogramos y el valor a 30.070.922 dólares en exportaciones, mientras que en 2020 el volumen se redujo a 4.166.828 kilogramos y el valor a 22.503.820 dólares en exportaciones. Por este motivo, Albornoz indica que es necesario que las políticas de reactivación económica del gobierno también consideren esta “importante cadena de valor”.

La Amazonía Norte comprende el departamento de Pando, la provincia Abel Iturralde de La Paz y Vaca Diez del Beni. Estos bosques juegan un rol importante como una fuente primaria de medios de vida para los pueblos indígenas y para las comunidades campesinas.

La presente nota es realizada en el marco de la Campaña #BosquesParaLaVida, una iniciativa comunicacional es llevada adelante por CIPCA en alianza con integrantes del Foro Andino Amazónico de Desarrollo Rural, desde una estrategia de comunicación que busca sensibilizar sobre los impactos ambientales y económicos de los incendios forestales.