Asume en Venezuela nuevo Parlamento desconocido por la oposición

Alzando retratos de Hugo Chávez y del Libertador Simón Bolívar, el chavismo tomó ayer control del nuevo Parlamento venezolano, mientras el líder opositor Juan Guaidó intenta mantener un Congreso paralelo con apoyo internacional.

Agencias. Caracas y Washington |06|01|21| Con 256 de 277 escaños, el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados pasan a controlar la unicameral Asamblea Nacional en el período 2021-26, el único poder público que hasta ahora no controlaba el presidente Nicolás Maduro.

El nuevo jefe del Parlamento venezolano, Jorge Rodríguez, aseguró que impulsará un «gran diálogo nacional» que incluya a todos los sectores del país para lograr, dijo, la reconciliación entre los venezolanos que actualmente se encuentran divididos en medio de la crisis política.

«De esta Asamblea Nacional (AN, Parlamento) saldrá, en las próximas horas, una comisión para un gran diálogo nacional, un diálogo donde estemos todos», dijo Rodríguez en su primer discurso como presidente del Parlamento.

El diputado prometió invitar a todos los sectores, incluidos los opositores que no participaron en las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre, aunque no precisó si también hará llegar la convocatoria al líder Juan Guaidó.

«Un diálogo social y político donde estemos los 277 diputados, pero donde también estemos todos los factores políticos», sostuvo tras señalar que la reconciliación sólo será posible si los venezolanos se entienden.

La propuesta llega también después que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, indicara el lunes, en un acto con los diputados, que está dispuesto a un diálogo con todos los sectores.

Sin embargo, señaló que la reconciliación no implica «amnesia». «Perdón sí, pero sin olvido. Hay crímenes que deben ser pagados fueron crímenes contra nuestros trabajadores, contra nuestros niños, contra nuestras niñas. Fueron crímenes para acabar incluso con nuestro propio territorio», agregó Maduro.

Reiteró, en ese sentido, la denuncia de que los anteriores diputados de oposición se apropiaron de recursos del Estado, de empresas de Venezuela en el exterior, como Monómeros en Colombia y Citgo en EEUU y que los opositores Leopoldo López, Julio Borges, Carlos Vecchio y Guaidó se robaron «miles de millones de dólares» que tienen en paraísos fiscales.

Las calles cercanas al Palacio Legislativo, en el centro de Caracas, estaban cerradas con policías y militares bloqueando sus accesos.

Solo un pequeño grupo de seguidores del chavismo tuvo paso, en medio de un confinamiento decretado por Maduro para esta semana por la pandemia.

Los diputados llevaban tapabocas como medida preventiva por el virus.

Desconocimiento

Los gobiernos de Brasil, Canadá, Chile, Colombia, EEUU y Uruguay anunciaron que desconocen la composición de la Asamblea Nacional.

El canciller de Brasil Ernesto Araújo dijo que “seguirá trabajando con el presidente encargado Guaidó» y pidió nuevas elecciones presidenciales y legislativas «transparentes».

En tanto, el canciller canadiense, François-Philippe Champagne, dijo en Twitter que «como las elecciones del 6 de diciembre no fueron libres ni justas.

Su colega de Chile, Andrés Allamand, afirmó que la AN «instalada por la dictadura de Maduro carece de legitimidad por su origen fraudulento».

Colombia, en un comunicado de su cancillería, ratificó su reconocimiento a «la legítima AN elegida en diciembre de 2015.

«Consideramos ilegítimo al parlamento y no lo reconoceremos ni a él ni a sus pronunciamientos», dijo el secretario de Estados de EEUU, Mike Pompeo, en un comunicado.

Por su parte, el gobierno de Uruguay dijo en un comunicado que «no reconoce la legitimidad de la nueva AN».