Asoban en desacuerdo con el decreto que modifica diferimiento de deudas

ERBOL, 05 de dic. 2020.- La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN) expresó este sábado su desacuerdo con el Decreto Supremo 4409 del presidente Luis Arce sobre diferimiento de la deudas, porque vulnera la normativa sobre las relaciones y obligaciones contractuales entre privados, la seguridad jurídica y contraviene la Constitución Política del Estado, al obligar su aplicación retroactiva.

La disposición gubernamental señala que se suspende el pago del interés adicional y traslada las cuotas diferidas al final del plan de pagos, a partir del refinanciamiento y/o reprogramación de las operaciones de crédito.

A través de un comunicado expresa su desacuerdo con el Decreto Supremo 4409, que modifica la reglamentación respecto a los intereses devengados sobre el capital diferido y recuerda que los bancos desde el inicio de la pandemia apoyaron a las familias y empresas, con el diferimiento de las cuotas de los créditos, tal y como fueron aprobados.

Los bancos ratifican su voluntad y disposición para apoyar a sus clientes en la reactivación de sus actividades y junto a ellos acordar reprogramaciones o refinanciamientos, poniendo a su disposición el asesoramiento y la guía que atienda prioritariamente sus necesidades y la concreción de sus emprendimientos e iniciativas actuales y futuras.

Las entidades bancarias agrupadas en Asoban, reafirman su compromiso con la reactivación económica del país, precautelando el bienestar de los ahorristas, e insta al Gobierno y a las entidades reguladoras y monetarias a sumar esfuerzos para fortalecer la cultura de pagos y preservar la solvencia del sistema bancario.

El Gobierno responde

El Ministerio de Economía rechazó la noche de este sábado la posición de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) respecto al Decreto Supremo 4409 de regulación de los diferimientos y afirmó que la norma no va contra la Constitución. 

El Ministerio de Economía y Finanzas, a través de una nota de prensa, rechazó la sugerencia de Asoban, en sentido de que se vulneren las normas establecidas. La cartera de Estado instó a todos los actores del sector privado a sumarse a estos esfuerzos de manera sincera y con una actitud consecuente con el país para salir adelante tras la pandemia.

El miércoles, el Gobierno de Luis Arce promulgó la norma, que establece que las entidades de intermediación financiera deberán trasladar las 10 cuotas diferidas por la pandemia al final del plan de pagos del crédito, sin aplicar intereses adicionales y con una cuota fija.

Las entidades de intermediación financiera, contabilizarán las cuotas diferidas en las cuentas especiales establecidas para este efecto. Dichas cuotas diferidas no generarán ni devengarán intereses extraordinarios o adicionales, no se podrá incrementar la tasa de interés ni se ejecutarán sanciones ni penalizaciones de ningún tipo, señala la disposición única del decreto.