Argentina legaliza el aborto «gratuito» y «seguro» en las primeras 14 semanas de embarazo

La ley también autoriza la objeción de conciencia de los facultativos que no quieran participar del aborto, pero siempre que deriven con rapidez a las pacientes a otros profesionales que lo lleven a cabo.

La Paz, 30 de diciembre (ANF).- El Senado de Argentina aprobó en la madrugada de este miércoles el proyecto de ley, impulsado por el Gobierno de Alberto Fernández, quien hizo el tema parte de las promesas en su campaña electoral en 2019; la norma permite acceder al aborto hasta la semana 14 de gestación, de manera gratuita y con garantías de atención médica.

La determinación salió adelante con una votación de 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención, después que el 11 de diciembre fuera aprobada por la Cámara de Diputados.

La sesión duró al menos 12 horas y durante el proceso de aprobación miles de personas, a favor o en contra de la ley, se concentraron a las afueras del Congreso a la espera del resultado. Por un lado se hallaba la denominada «marea verde» que apoya la legalización del aborto, mientras que quienes la rechazan, identificadas con el color celeste, postulaban la defensa de «las dos vidas».

unnamed

La actual norma de Argentina sólo permite la interrupción voluntaria del embarazo cuando hay un riesgo grave para la madre o en caso de violación, pero los impulsores de la despenalización del aborto denunciaron que ni siquiera en estos casos las mujeres reciben una atención adecuada.

Una vez que la ley entre en vigencia, toda persona gestante podrá acceder en el sistema de salud al aborto, de forma gratuita y segura, hasta la semana 14 de gestación.

La nueva norma también permite interrumpir el embarazo sin límite de tiempo a las madres cuyo embarazo haya sido producto de una violación o corra peligro la vida de las gestantes.

Las menores de 13 años que, salieran embarazadas, podrán hacerlo con la asistencia de al menos uno de sus padres o apoderado mientras que las que tengan entre 13 y 16 años, solo necesitarán autorización, si el procedimiento compromete su salud y las mayores de 16 podrán decidir por sí mismas.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, señaló, en su cuenta oficial en twitter, que «el aborto seguro, legal y gratuito es ley. A ello me comprometí que fuera en los días de campaña electoral».

En 2018 la propuesta de despenalizar el aborto llegó hasta el Senado, pero entonces los senadores votaron en contra, aunque había sido mayoritariamente apoyado en la Cámara de Diputados.

La oposición a la interrupción voluntaria del embarazo, que adoptó el color celeste, tuvo como abanderadas a la Iglesia Católica y a la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas, promotoras también de masivas marchas callejeras y de misas al aire libre. Afuera del Congreso, en el concurrido bando celeste, muchos esperaron de rodillas el resultado del debate parlamentario, recibido con enorme decepción.

La ley también autoriza la objeción de conciencia de los facultativos que no quieran participar del aborto, pero siempre que deriven con rapidez a las pacientes a otros profesionales que lo lleven a cabo.

Con la nueva ley sobre el aborto, Argentina se suma así a un pequeño grupo de la región conformado por Uruguay, Cuba, Guyana, Guayana Francesa, Puerto Rico y algunas zonas de México, donde se permite en la actualidad que las mujeres soliciten un aborto legal sin importar la causal del embarazo. FUENTES: BBC y DW