Arce dice que las movilizaciones solo retrasan la reactivación; Añez sostiene que el cabildo tiene que ser escuchado

ABI

El presidente electo, Luis Arce (MAS), afirmó hoy que es tiempo de reconstruir el país y que las manifestaciones en la actual coyuntura de crisis, a consecuencia de la pandemia del COVID-19, solamente retrasan la reactivación económica.

En tanto, la presidenta Jeanine Áñez sostuvo que todas las manifestaciones, mientras sean pacíficas, son válidas y que un cabildo, como el registrado hace poco Santa Cruz, tiene que ser escuchado.

«Todas las manifestaciones de cabildos (o) de protestas, mientras sean pacíficas, son válidas, son respetadas y nosotros eso es lo que hemos hecho hasta ahora en nuestro gobierno», dijo Áñez.

Anoche, en un cabildo realizado en Santa Cruz, a la convocatoria de la Unión Juvenil Cruceñista, se exigió realizar una auditoría a las elecciones del 18 de octubre y dejar sin efecto la posesión de los mandatarios electos hasta no tener los resultados de ese proceso.

Asimismo, se determinó bloquear instituciones públicas, cobros de peaje y trancas; además, mantener una vigilia en el Comando de la Policía y la Octava División del Ejército.

«Después de casi un año de crisis económica y social, es tiempo de reconstruir la Patria. Nuestra lucha busca devolver la estabilidad a todas las y los bolivianos que merecen vivir en paz. Las movilizaciones solo retrasan la reactivación, generación de empleos e ingresos», expresó Arce, a través de su cuenta en Twitter (@LuchoXBolivia).

En las elecciones del pasado 18 de octubre, Arce ganó los comicios con el 55,10% del respaldo ciudadano y su acto de posesión está previsto para el próximo 8 de noviembre.

En tanto, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) remarcó en reiteradas oportunidades que se llevó un proceso electoral «limpio y transparente» y que los resultados son la «transcripción fiel de lo que la ciudadanía votó».

Los observadores internacionales y nacionales, que participaron de los comicios, respaldaron el trabajo del TSE y no hicieron ninguna observación extraordinaria sobre el proceso electoral.

Asimismo, las otras fuerzas políticas que participaron en las elecciones reconocieron los resultados finales, que dieron la victoria al binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce y David Choquehuanca.