Alcaldías y otros sectores rechazan la ley 1407