Activistas involucrados en la toma del Capitolio en Washington pierden sus empleos

Empresas de distintos sectores de EEUU identificaron a sus trabajadores en la revuelta, gracias a las fotografías que circulan en los medios y en las redes sociales, y decidieron cesar sus empleos

Washington |08|01|21| Gracias a los videos e imágenes difundidas por la toma del Capitolio por seguidores del presidente estadounidense Donald Trump, varias empresas de ese país despidieron a sus empleados que estuvieron involucrados en el acto de insurrección que se cobró la vida cinco ciudadanos.

Uno de los ejemplos que se dio a conocer fue el de la empresa de marketing Navistar con sede e Maryland, que de manera oficial anunció el despido de una persona que se encontraba en estas protestas con un distintivo de su compañía.

Activistas involucrados en toma del Capitolio pierden sus empleos
Seguidores de Donald Trump durante la toma del Capitolio, el miércoles. / Foto: Archivo

“Si bien apoyamos el derecho de todos los empleados al ejercicio pacífico y legal de la libertad de expresión, cualquier empleado que demuestre una conducta peligrosa que ponga en peligro la salud y la seguridad de otros ya no tendrá una oportunidad de trabajo con Navistar Direct Marketing”, comunicó la empresa a CNN.

Mientras que empresa Goosehead Insurance, donde trabaja el abogado Paul Davis, comunicó que éste ya no es parte de su staff, luego de ver videos en sus redes sociales en los que se encontraba en los desmanes en el Capitolio.

También el exlegislador estatal de Pensilvania, Rick Saccone compartió en su página de Facebook imágenes de sí mismo fuera del Capitolio. Saint Vincent College, donde Saccone se desempeñaba como profesor adjunto, comunicó que ya no pertenece a esa institución debido a su conducta.

“Como resultado de esa investigación, el Dr. Saccone ha presentado y hemos aceptado su carta de renuncia, con vigencia inmediata. Ya no estará asociado a Saint Vincent College de ninguna forma”, dijo el establecimiento.

Y así son varios casos que comienza a salir a la luz luego de lo ocurrido el pasado miércoles en la capital estadounidense, donde las protestas llegaron a un punto máximo e incluso la Policía tuvo que disparar contra algunos de estos manifestantes. FUENTE: PAGINA SIETE